Tortitas de coliflor super light y super ricas

Hoy vamos a ver una de esas bondades garnacheras que en realidad son super sanas pero engañan al paladar: Tortitas de coliflor.

Estas tortitas son una maravilla porque tienen muy pero muy poquitos carbohidratos y uno siente que se esta comiendo algo rico de un mercado.

INGREDIENTES

Una coliflor

Media taza de avena, cruda

2 huevos

1 lata pequeña de chícharos (Guisantes por si tengo el honor de que alguien del viejo continente me esté leyendo)

Sal y pimienta al gusto

Aceite de oliva

INSTRUCCIONES

¡Lo primero! Cocer la coliflor. Una vez cocida la meten en la licuadora o con el procesador de alimentos y queda como puré. Luego añaden la avena, los chicharos (colados obviamente), los 2 huevos, la sal y la pimienta y lo mezclan pero con las manos o una cuchara.

Una vez todo mezcladito, en una sartén ponen aceite de oliva, poquito. Agarran un puño de la mezcla y la hacen en forma de tortita y la medio frien medio a la plancha porque es poco aceite. También se pueden hacer al horno para ser más lights pero quedan menos ricas y en realidad es poquitito el aceite.

Mientras, en otra sartén calientan otro chirris de aceite, ponen salsa de tomate, de preferencia no condimentada, sal y oregano y hacen una salsa rica.  Si quieren pueden echarle chile (Yo hago 2 tandas, una con chile y una sin).

Luego ponen la tortita en un plato, le ponen salsita, un poco de requesón encima y 11081801_10152675565636922_1295264065_n¡La garnacha más light del mundo! Rica, llenadora y super sana. A mi hijo le fascinan.

Berenjenas en vinagre y comino de mi suegra

Esta receta no la inventé yo, es de mi excelente cocinera suegra, que por cierto es sevillana.

Érase una vez que las berenjenas estaban de oferta y compré como 6 y ya en casa me dije ¿Y qué hago yo ahora con tanta berenjena. Asi que mi suegra me dio la idea de hacerlas en vinagre y oh-de-li-cia. Adictivas.

Ingredientes

Berenjenas

Agua

Sal

Ajo

Comino

Papitas de cambray (opcional)

PREPARACIÓN

Lo más fácil del mundo. Primero parten las berenjenas en cuartos a lo largo. Osea, la parten por la mitad a lo largo y luego esas dos mitades las parten en 4 para que les queden 8 pedazos de berenjena. Si ya lo van a hacer recomiendo que hagan unas 4. Las ponen a cocer con un poco de sal.

Una vez cocidas las dejan enfriar. Ya frías las ponen en un tupper. Luego, agarran un ajo y cada diente lo aplastan con un cuchillo, pero no es necesario pelarlos, los echan así aplastados. La cantidad es al gusto, entre más ajo más ajoso y peor olerán pero más ricas estarán! En el mismo tupper pongan comino… mucho, nunca hay que ser tacaños con el comino. Luego, cubren las berenjenas con 3/4 de vinagre y 1/4 de agua, aprox. Le echan sal (bastantita) y tapan el tupper. Le dan unas cuantas vueltas al tupper para que se revuelva y al refri. Después de unas 5 horas… ¡Berenjenas en vinagre! Están deliciosas si les gustan los sabores fuertes. Nosotros las usamos para acompañar la carne, para echarle a las quesadillas, para poner unas cuantas en ensalada etc etc. No es que se las tengan que comer de una sentada por que además les dará una gastrítis Perez fenomenal, sino que esten ahí e irlas comiendo. Como opción y esto sí ya fue invento mio es a la hora de cocer las berenjenas poner también papitas de cambray y hacer toda la mezcolanza con esto también. ¡Besos berenjenosos!Berenjena

Arroz con mariscos y epazote

¡Ya casi es primavera! Y hoy en México es lunes disfrazado de domingo asi que podemos darle la bienvenida con un rico arroz con mariscos y epazote.

INGREDIENTES

2 tazas de arroz blanco

Colas y cabezas de pescado para caldo o una mojarra

Mariscos varios (Pueden ser congelados)

6 Camarones grandes.

Epazote, cebolla y ajo

Sal

Aceite de oliva

Vino blanco

RECETA

Este es mi primer post asi que especifico una cosa…

No soy nada exacta en cuanto a cantidades, yo calculo a ojo de buen cubero y que tanta sazón quieren que tenga depende de cada uno.

Primero! El caldito para que el arroz quede rico. En mi super no venden cabezas de pescado para caldo asi que compro una mojarrita, que me troceen y queda un caldito rico y barato. Además, la mojarra se puede aprovechar para echarle al arroz y la piel y partes asquerosillas se las doy a mi gatita Purpurina y se pone muy pero muy feliz. 4 tazas de agua, la mojarra, epazote, sal y cebolla. Dejar hervir un rato y separar el caldo.

En una sartén grande poner un chorrito de aceite (de oliva más rico), y poner a sofreir el epazote, cebolla y ajos cortaditos chiquitos. Cuando este doradito metan los mariscos y siguen friendo (Excepto lo camarones, esos al final por que un camarón muy cocido queda con una textura pastosa y feucha). Revolver. Poner el arroz y sofreir unos 2 minutos más. Después pongan una taza de vino blanco (el más cutre y barato, en el super venden uno en tetra brick californiano ideal para cocinar) y tres del caldo que ya hicimos, bajen el fuego, tapen la olla y dejar unos 15 minutos. Cuando el caldo este casi consumido echen un poquito más de vino, aceite de oliva y pongan los camarones para que se hagan al vapor, unos 4 minutos Aqui también puse aceitunas porque mi hijo las ama. Y tan! tan! A disfrutar en familia o con amigos, bajo el sol y con una copa de sauvignon blanc en la mano. 11072302_10152660718356922_1023561870_n

Sartenes y Placeres

Sartenes y placeres o el deleite del buen comer.  Me gusta escribir, me fascina cocinar, disfruto de comer rico y odio engordar. Así que llevo años dándome a la tarea de encontrar formulas ricas y sanas para lograr este objetivo que parece imposible. ¡Y resulta que sí es posible!

Así que iré publicando recetas ricas inventadas por mi, adaptadas de alguna receta que he leído, inspiradas por México, los tacos de canasta, la comida callejera, Barcelona, mi amada abuela que nos hacia cosas rarísimas y de aspecto sospechoso y a veces con ingredientes cortados del jardín que los demás humanos no comían pero que siempre estaban ricas, Mallorca, mi madre mexicana, mi suegra andaluza, mis andanzas infantiles por el jardín con mi prima Ale durante las cuales probábamos flores y tréboles. En fin, muchas cosas, todas bonitas y todas inspiradoras así que ¡a crear!